¿Ya tomaste tus decisiones?

Si has optado por:

  • Estar dispuesto a mantener una relación sexual sin protección.
  • Dejarte llevar por lo que dicen “los demás” a la hora de adoptar medidas de protección.
  • No hablar con tu pareja sobre la utilización del preservativo.
  • Pensar que no corrés riesgo de infección si no utilizás medidas de protección.

es necesario que reflexiones, que analices tus hábitos sexuales y cambies tu forma de entender la sexualidad.

mano

RECORDÁ: Mantener relaciones sexuales sin protección con una persona equivale a estar en contacto con los fluidos genitales de todas sus parejas anteriores, así que vos elegís el riesgo que estás dispuesto a correr.

¡Elegí cuidarte!

www.fundacionrosas.org.ar